sábado, 26 de diciembre de 2015

Mensajes en el viento

Llévale viento mi mensaje,
envuélvelo en ti ,
por un momento aléjalo del mundo,
rosa su cara ,
besa su boca y
susurra en su oido  mis palabras,
yo te propongo que nos demos una oportunidad,
yo puedo ser tu amor,
no quiero ser una aventura,
quiero decirte que te quiero , que te espero, que si tu quieres
podemos ser felices los dos,
el amor que busco se que esta contigo,
no llevemos equipaje solo nuestro cuerpos y en ellos 
nuestro amor,
te he soñado tantas veces acariciando mi piel,
siempre estoy pensado en ti,
mi corazón esta desesperado de esperarte ,
dime ya un si o un triste no vendrás.

window whip.:








3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Bellas lineas, que el viento y las redes lleven el mensaje por el mundo.

    ResponderEliminar


  3. Amelia:


    Agradezco la preocupación que has sentido por mi ausencia y te pido me disculpes por no haber contestado oportunamente tu mensaje. Lo que sucedía es que mi madre estaba muy delicada en su salud, y yo no tenía ánimo para nada que no fuera el asistirla, mal habría hecho en leer los escritos tuyos, así como de otras amistades, sin la capacidad para entenderlos plenamente o, contestar o comentar con la entrega sincera con que siempre agradezco vuestros esfuerzos y talento.

    El 25, al iniciar la madrugada, mi madre dejó de existir para esta vida. Lo esperaba, con sentimientos encontrados, pero lo esperaba, como un regalo para mi madre ya que la ciencia nada más podía hacer por ella y su dolor, y de Dios, en quien creo, no esperaba más de lo que Él juzgaba le debía dar.

    Ahora está en paz, y la tengo viva en mi corazón que es el lugar en que siento su alma a mi lado. Algún día también me iré, a su encuentro, y al de otros seres que amé entrañablemente y por amor también confiaron en volverme a ver, así lo deseo, así lo siento, y así lo vivo.

    Esta noche Amelia, te abrazaré como un hermano con mis sentimientos solidarios, y en mi pensamiento tendré para ti a las 12 de la noche un humilde y sincero pedido a Dios: ¡Que el 2016 te colme de amor!


    Un abrazo bien fuerte... cielito.

    ResponderEliminar