11

viernes, 15 de septiembre de 2017

Huellas en la Piel

Se van esfumando los colores del ocaso,
suave brisa que anuncia un ligero susurro,
abriendo paso a una noche de inspiración,
cual suspiro agitado en candente verso,
que entrelíneas en mis sábanas se deslizó,
el nombre del ser que amo con devoción.
Vas íntimamente tatuándote en el sendero de mi ser,
arpegio de suspiros que acaricias a mis sentidos
elevando cantos en ritmos y rimas celestiales,
versar en que se desvisten las ansías al estremecer,
vibrando el amor en lenguajes entrecortados,
fundiéndose almas y pieles desnudas cabalgantes.
Latidos y pasiones hilvanadas en tinta húmeda,
en noches que sucumbimos a la seducción,
esculpidas en versos que escriben febriles ecos,
acunándonos en entrega que atan la pasión,
en las riberas de los labios y besos sorbidos,
danzando al fulgor sin tregua y embriagador.
Tus ojos dos luceros cual estrellas son mi cielo,
versos húmedos y delirantes que entretejen miel,
grabando los estigmas deleitables en las memorias,
aromas y alientos que van encendiendo desenfreno,
trémulos instantes que guían los caminos de fantasías

en la línea tangible e indeleble en las huellas de la piel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario