nuevo2

viernes, 16 de enero de 2015

La Malagueña

Mi abuela me la cantaba cuando era pequeña,
 una y otra vez para mi que la escuchaba con alegría,
el gallego  también me la cantaba con fervor, pero
al contrario de la malagueña no lo desprecie por

ser pobre si no por cabrón,  con boleto en mano
descubrí su  infame engaño.

Y ahora la he escuchado en los labios de un canario,
 que la a interpretado dulcemente sin saber cantar,
solo por agraciar a su paloma.

Mis ojos lo dejare mirar, hasta hechizarlo.

Hola como estas??? eras uno mas,
después de 5 minutos ya eras alguien especial
algo en mi se encendió, me olvidaba del reloj
siento algo que no tiene razón ni explicación.








1 comentario: