nuevo2

lunes, 22 de junio de 2015

Tu castigo

Desde el fondo de mi brujo corazón
te hechizo para que no encuentres la paz, ni el amor jamás.
Tu castigo será ser mío aun que vayamos por distintos caminos,
Nunca olvidaras mi cariño.
Cuando con otra contemples la noche y de alegría agás un derroche
no olvidaras ni por un segundo mi nombre.
Jamás dejaras de pensarme
y cuando duermas abras de soñarme,
y si abrazas a alguien tú mismo dirás
que te hace falta mis brazos.
Aun que mañana te liguen otros brazos
serás mío hasta el final.




And so I have finally returned, she thought. I have waited centuries to be here, and this time, I will be victorious.

1 comentario:

  1. Amelia, respondo a tu pedido:

    Eloy no sólo está enfadado sino también está escaldado. Le ha salido el tiro por la culata y ahora está que se jala los pelos. No tomes en serio su enfado, sólo es un berrinche... de impotencia.

    Pero no te preocupes mi amor, si Eloy está escondido detrás de la puerta esperando que yo me vaya para él entrar a comentar, pues bien, le dejaré pasar. Pero tú escribes tan bonito, eres tan intensa en lo que expresas que es un gusto decirte cosas lindas, mereces los elogios que con tu talento cosechas.

    Te seguiré leyendo, y de cuando en cuando aportaré, porque entiendo bien lo que me pides y te complazco, pero sé, que no me has pedido la llave que me lleva a tu corazón.


    Amelia, para ti... un beso rico y calientito. Y para Eloy... un queso.

    ResponderEliminar