nuevo2

jueves, 2 de julio de 2015

Baila conmigo

Entre sueños me pedías que  bailara contigo
toda la noche , porque era algo que deseabas
desde hace mucho tiempo, querías saber
a que sabe mi piel.

Cerrare los ojos y me pegare a tu pecho , sujetate a mi cintura,
pensemos que estamos solos sin mas testigos
solo el cielo y la luna,  de fondo la música baila conmigo,
podría morir ahora en tus brazos, quedémonos así
abrazados cuerpo a cuerpo toda la noche unidos,
beso a beso despacito, tan enamorados.
Al despertar dese que el tiempo
se hubiera detenido y jamas alejarnos. 
Y vuelves otra vez , estoy en un rincón de
tu pensamiento que me hace pensarte también.



.Castle

6 comentarios:

  1. Anoche soñé contigo,
    y soñaba que te besaba,
    mientras bailabas conmigo,
    quería besar hasta tu ombligo.

    Hoy día me desperté,
    muy cansado y ojeroso,
    entonces de ti, me acordé,
    que anoche fui para ti, tu oso.

    Mira qué delicioso,
    poder escribirte de día,
    y por la noche hacerte mía,
    aunque el Eloy se mee celoso.

    Siempre para ti, Amelia.

    ResponderEliminar
  2. Eloy:

    Acabo de constatar con mucho dolor que aún no te disculpas con Amelia y me parece que estás dimensionando las cosas. Cómo se te ocurre escribirle de esta manera a esta joven tan encantadora y talentosa, y cuya única desgracia parece ser, que yo haya llegado con mis comentarios a capturar su inocente atención. Quiero que sepas que yo no pretendo nada amoroso con ella, sólo ha sido un común y corriente comentario a su arte y capacidad, elogioso sí, pero sin otra intención que no sea el departir alturadamente, además, a raíz de tu actitud, me he dado cuenta de tus sentimientos, y me causa mucho pesar no haberlo advertido antes, quizás hubiese podido evitar esta reacción tan... salvaje y despechada que has tenido con ella. La verdad, es que con eso de "pisarle los pies...", y "que le suda el sobaco", has sido extremadamente injusto con ella; comprende que no somos culpables de nada que pueda avergonzarnos ante tus sentimientos de amor, por lo que te pido como caballero y públicamente, que le pidas sinceras disculpas a Amelia por tu arrebato, y prometas públicamente también, que jamás te volverás a dejar llevar por los celos y más aún si son infundados. Estoy muy avergonzado por lo que a mí me toca, por esta alocada reacción tuya, pero pongo al Universo como testigo: Que yo nunca pensé... que fueras tan celosa.

    Con mis sinceras disculpas Amelia, por dirigirme desde aquí a Eloy, pero he juzgado necesario, remitirme al lugar de los hechos.

    Un beso apasionado... para Amelia (por si acaso)

    ResponderEliminar
  3. Al inefable Eloy:

    Eloy, ¿ahora vas a rebobinar todo tu archivo?
    ¿Es qué no afloran de tu mente las palabras?
    Sólo te he pedido que tu corazón nos abras,
    y dejes de portarte agrio, cómo un viejo chivo.

    Escribes versos... con el hígado en la mano,
    la embarras... y te quieres ir por la tangente,
    piensas... que pronto quedará todo olvidado,
    y ya... el insolente quiere dar gato por liebre.

    Me dijiste muy alegre, que soy mal jugador,
    agregaste gilipollas, pero desde tu trinchera.
    Hoy ¿Nada dices?¿Ya te sientes perdedor?
    O quieres que también... ella use el borrador.

    Amelia, me derrito ante tus pies, pero antes me despido... con un beso.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Eloy... que necio eres, cuando te acobardas dejas de pensar, con este último recuento te terminaste de embarrar.
    Y no pidas mañosamente que dejen tranquilos a ella y a ti, a esa joven nadie la molesta, el pleito es contigo, que por circunstancias que tú mismo propicias -al poner filtros en tu blog para ofender y después esconderte como un ratón- te he tenido que desenmascarar, otra vez, en este respetable blog.
    Y no hables de acoso, debería darte vergüenza mencionar esa palabra, tú sabes bien por qué, y ya deja de refugiarte lastimeramente en las faldas de mujeres, que no sólo aquí has pretendido involucrarlas en tus vanos intentos de parecer la víctima.

    Y ahora Eloy... a llorar a la playa.

    Amelia... mi amor, borra este mal recuerdo de tu mente y espérame en el próximo capítulo.

    Tuyo... para ti solita.

    ResponderEliminar


  6. Se puede decir... *Crónica de una muerte anunciada*.


    Cielito...

    ResponderEliminar