miércoles, 16 de septiembre de 2015

Acéptame como SOY

Acéptame tal cual soy, con mis aciertos y mis miserias. Con estas ganas locas de vivir, como a veces de morir a ratos.
Acéptame tal cual soy con esta risa desenfadada que me asalta, o con este mar de lágrimas que me ahoga; así tan loca, tan cuerda, tan yo… tan singular.
Abre tus brazo y sostenme fuerte  para que sepa que me admites así como soy, tan cálida como una tarde primaveral y otras veces tan fría como una noche de invierno. Recíbeme como me ves… Ángel o no, según la ocasión, fuerte, explosiva o sumisa y débil, así tan tuya tan de nadie, tan yo que ninguna persona se me asemeja.
Tan única y veraz, tan absolutamente yo, comprometida con lo que quiero y amo, o libre como una gacela en sus pensamientos, y tan presa como un animal en cautiverio con mis sentimientos.
Acéptame como soy, como es esta mujer que carga con un mundo de ilusiones y frustraciones, con sueños inacabados o con un amor intenso para dar sin límites, ni condiciones.

Acéptame tal cual soy, y ya verás… Y si no me aceptas con mis blancos y negros, sin grises ni términos medios, deja caer tus brazos, y déjame simplemente… Pasar.

I love kissing in the rain (also when there is sun & when its cloudy & when its snowing):

2 comentarios:



  1. A ver...


    Si te acepto como eres,
    acéptame tú también,
    tal como acostumbro ser,
    que no es de la manera,
    que tú pretendes ver,
    soy hombre de negocios,
    que domino por mi temple,
    no doy a nadie tregua,
    ni confío me la den,
    respeto al hombre de palabra,
    son sus actos mi confianza,
    y su justicia... un valor,
    al blandengue lo trituro,
    al creído me lo almuerzo,
    el vacilante me da náusea,
    el inmaduro es invisible,
    dime entonces prenda mía,
    si es que acaso te cautiva,
    que yo que soy un hombre,
    que mido por valores,
    te acepte como eres
    si ésto quieres ser:
    loca por vivir pero también
    por morir... a veces,
    tan loca o tan cuerda...
    o tan penosamente singular,
    tan cálida como una promesa...
    o tan fría como una amenaza,
    ofreciendo lo que puedes dar...
    pero nada que inspire confianza,
    recapacita mujer por tu destino
    si lo que quieres es un hombre,
    o es que sólo has aprendido
    que el amor... es tu capricho.


    Te dejo pasar... pero al catre.



    ResponderEliminar
  2. Hay AMOR QUE PARECIDO ERES AL ROMEO D EMIS SUEÑOS
    PERO ROMEO ROMEO DONDE ESTAS QUE NO TE VEO!!!!
    NO ES SOLO CAPRICHO TE LO JURO SIN CRUZAR LOS DESOS
    ESQUE TENGO FRIO, BESITOS.

    ResponderEliminar